La rubia en Rostock (y VI): Weihnachtsmarkt

Parece mentira que ya haya pasado un año de mi vuelta, tengo grabados todos los recuerdos de mi estancia en Rostock, en especial del Weihnachtsmarkt o Mercado de Navidad. Si os acordáis, empecé una serie de posts titulados La rubia en Rostock para contaros un poco las diferencias de mi vida de allí con la de aquí, lo que iba viendo, los viajes que hacía, las pocas horas de luz...y se me quedaron cosas pendientes, es como si no pudiera cerrar el capítulo hasta un año después con este post sobre el precioso Mercado de Navidad. Me devolvió la ilusión y volví a casa con una visión de mi estancia más positiva gracias a él. Sé que le debo algo y aquí está en forma de post. 

El Rostocker Weihnachtsmarkt es el más grande del norte de Alemania y se encuentra en el centro histórico de la ciudad (Neuer Markt y adyacentes). Montones de casetas de regalos y comida, atracciones como la famosa noria, villancicos y una ostentosa iluminación llenan las calles de esta oscura y triste ciudad en invierno para crear una estampa preciosa. Caminando entre sus casetas con el frío, la música y las luces te sientes como en una película de los domingos por las tardes de Antena 3 (me entendéis, ¿no?).  Tiene lugar durante el adviento, y lo desmontan pocos días antes del 25 de diciembre. Yo lo visité todos los días que pude hasta que me marché (y creedme que me dio pena). 

Quizás las fotos no sean las mejores de la historia porque es muy complicado captar tantas luces con el móvil y encima de noche, pero están hechas con todo el cariño del mundo. :) Además hay unas cuantas hechas de día para que lo podáis apreciar mejor. 










Es muy típico (¡¡y necesario!!) beber una taza de Glühwein (vino caliente especiado) para poder entrar en calor cuando fuera hace -4 grados y la sensación térmica es de -10...¡me encantó la experiencia y probé de todos los sabores posibles!








Venden salchichas de medio metro para que te hagas un buen bocadillo y no pases hambre. ¡Casi nada!

Uno de los días que menos frío hizo: 0 ºC a las 5 y media de la tarde (noche cerrada). ¡Lo peor aún estaba por venir! Pero con un Glühwein (o tres) se llevaba mucho mejor.




 Congelación en proceso...¡mi cara lo dice todo! Pero el crêpe de Nutella que no falte.


Aquí probando los Mutzen, que son unos dulces tradicionales con una masa similar a los churros y también fritos en aceite caliente, espolvoreados con azúcar glas como las ensaimadas (te pones perdida al comértelos), pero qué ricos...como veis todo bastante calórico para aguantar bien las bajas temperaturas. Aquí tengo una cara de sufrimiento como pocas porque, con guantes incluidos, se me estaban congelando las manos. Pero disfruté mucho. :)


Rostocker Mutzen
Visitar un Mercado de Navidad en Alemania, sea en Rostock o en cualquier otro sitio, es toda una experiencia que hay que vivir al menos una vez en la vida en mi opinión. Si te gusta la Navidad como a mí, alucinarás con lo bonitos que son y con el ambiente que se respira. Y ahora sí, se acabó la serie de La rubia en Rostock. Se cierra un capítulo. 

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

8 comentarios:

  1. Wow tiene que ser super chulo! Además de noche con las luces una pasada. El crepe aún me lo comería, pero lo otro... Soy un poco tradicional jajajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está muy bueno, yo soy de probar todo lo que pueda allá donde vaya (siempre que me entre por la vista claro jajaja). También probé otra cosa de patata dulce frita, pero no lo he puesto porque no recordaba el nombre...gracias por el comentario!! El mercado es precioso!! Un beso!!

      Eliminar
  2. Madre mía, con lo que me gusta a mi la Navidad, ahí me volvería loca!! La primera vez que oí hablar de los mercados navideños fue cuando iba a acabar la carrera, ya que los últimos meses viví con dos alemanas y hablando de posibles fechas para ir a verlas, me comentaron que la mejor época era Navidad porque estaba todo precioso. Al final no fui a verlas, pero no descarto ir alguna vez en la vida a Alemania por estas fechas, y poder disfrutar de todos los mercados navideños que pueda!!!

    Me encanta en las fotos que sales tan tapadita, estás entrañable!!!

    Un besico!!!
    www.upciencia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja de verdad que es una pasada, te metes ahí y no puedes salir!! Hay que ir alguna vez en la vida, totalmente recomendable...no tiene nada que ver con nuestra Navidad.

      Con respecto a lo de las fotos, imagínate si hacía frío, no he vuelto a pasar ese frío en mi vida!!! :S Pero un Mercado de Navidad sin frío no tiene magia ;) Un besazo!!!

      Eliminar
  3. Propongo que tus entradas se llamen "La rubia se pone fina".
    ¡Como mola ver a alguien sin intolerancias ahí venga al frito!¡Ole y ole!
    Muas!

    P.d: los cascanueces son <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, hecho!!! ;) Fina me pongo allá donde voy...luego me entran los remordimientos, pero bueno. Es todo taaaan bonito!!!

      Eliminar
  4. Me sumo a lo de "La rubia se pone fina" jajajajajajaj.

    Muack!

    Amparo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ara vine i dime que tu no!! Eh?? Quin morro!!! :P :P Un beset guapa!!!

      Eliminar