Qué ver en...Berlín (parte III)

Continuando con la temática de la semana pasada, vamos con la tercera parte de esta ruta por la capital europea más sorprendente y llena de Historia. Después de mostraros en la parte I un paseo por el centro de Berlín y algo de la zona este, hoy pasamos al oeste y también a la zona limítrofe: el famosísimo Muro de Berlín

Cerca de Pariser Platz, andando un poquito y pasando al oeste, se encuentra Potsdamer Platz. Una plaza moderna, vanguardista, con mucha actividad, donde se encuentra el Sony Center, un complejo comercial con cines, restaurantes, tiendas, oficinas...y una cúpula interior impresionante. 



Encontramos varias franjas del Muro de Berlín originales a lo largo de esta ciudad, y nosotros estuvimos en todas ellas, cómo no. Esta es la otra parte oscura de la historia de Berlín, además de la del nazismo. Al acabar la II Guerra Mundial y haberse repartido los vencedores de la guerra Alemania en dos (realmente al principio fue en cuatro, pero la parte inglesa, francesa y estadounidense se unificaron, quedando la soviética "al otro lado"), Berlín quedaba en la parte soviética. Pero Berlín era demasiado importante, por lo que los aliados no quisieron entregarla por completo y quedó dividida también, primero en cuatro, y más tarde en dos. Debido a la fuga de personas de la parte soviética (este) a la de los aliados (oeste), la RDA (este) decidió levantar un muro en 1961. Muchos ya habíamos nacido cuando en 1989 cayó y la RFA (oeste) absorbió a la RDA, aunque hoy en día las diferencias siguen siendo notables (y os lo dice una que ha vivido en la antigua RDA profunda, no en la cosmopolita Berlín). Después de este rollo (necesario), allá van las fotos: 

Trozo de muro que queda encima de los calabozos de la Gestapo, al lado del museo Topographie des Terrors

Gedenkstätte Berliner Mauer, o lo que es lo mismo, el Memorial del Muro de Berlín, que todavía mantiene intacta una torre de vigilancia y también la "franja de la muerte", al lado de Nordbahnhof (Estación del Norte): 





Y quizás el trozo de muro más famoso: East Side Gallery, galería de arte al aire libre donde el lienzo es más de 1 kilómetro de muro:






A unos cuántos kilómetros de aquí, en pleno oeste y ya muy lejos del muro, encontramos la Iglesia del Memorial, símbolo de los horrores de la II Guerra Mundial y que quedó parcialmente destruida. Se mantiene así con el objetivo de mostrar aquello que no debe volver a ocurrir. Justo al lado, se construyó una nueva iglesia cuyo interior podéis observar también en las fotos: 



Y esto es todo...prometo post sobre dónde comer en Berlín, no penséis que no estuve tomando notas gastronómicas, que esta rubia piensa en vosotros para todo. Un poquito más adelante tendréis noticias...Me han quedado muchas cosas por contaros: mi visita al barrio turco (Kreuzberg), a Prenzlauer Berg, varios museos (Pérgamo, Neues)...pero tenía que elegir, y esto ha sido lo que os quería contar. 

Espero que os haya gustado la serie sobre qué ver en Berlín, y que os sirva si tenéis que visitar la ciudad en breve. Ya sabéis que cualquier pregunta es bienvenida y os la contestaré con mucho gusto. ¡Gracias por estar ahí!

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

2 comentarios:

  1. Ya decía yo que era muy raro que nuestra rubia no nos mencionara nada de la comida, me estaba hasta preocupando!!!

    Por lo que se ve, has podido disfrutar mucho del viaje, que al fin de cuentas es lo principal en un viaje. Al menos para mi, un viaje es llevar buena compañía, intentar desconectar de la rutina, aprender y empaparse de otras culturas, y si se puede descansar un poco (cosa complicada si vas con días contados!!)

    Muakis!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja claro, es que hay que ir dosificando Lore, todo a su tiempo jajaja :P El caso es que el post de gastro Berlín lo he preparado para Flordselva. Así que en breve os lo pongo por redes sociales (me entra hambre de pensarlo). Un viaje es todo lo que tú dices, lo que pasa es que como somos "culos inquietos", lo de descansar a veces se nos pasa. Pero bueno, aunque en Berlín no descansé, me cansé con mucho gusto jijiji. Besitos!!

      Eliminar